miércoles, 13 de mayo de 2009

La Selva Misionera desprotegida


En Misiones sólo quedan 1,123.000 hectáreas de selva paranaense. En las condiciones actuales, demasiado poco (no alcanza con sólo crear parques) para asegurar los servicios ambientales esenciales para el futuro desarrollo y crecimiento de la provincia.

Por eso los expertos hablan hoy del “último llamado de la selva paranaense" y recalcan que si no se toman medidas, "en pocos años no quedará monte y tampoco recursos como el agua y suelo fértil”. ¿Qué hacer? ¿por qué la depredación afecta tanto a Misiones si hay leyes y un Ministerio de Ecología creado para asegurar la permanencia de los recursos naturales? ¿por qué hay que actuar? La respuesta está contenida en “Visión de la Biodiversidad de la Ecorregión. Florestas del Alto Paraná”, un documento elaborado por entidades gubernamentales y no gubernamentales de Argentina, Brasil y Paraguay, coordinado por la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

La selva paranaense o bosque atlántico del Alto Paraná, está entre las florestas sub-tropicales del mundo con mayor peligro de desaparecer. De su área original, 120 millones de hectáreas repartidas entre el oeste de Brasil, este de Paraguay y Misiones, en Argentina, queda apenas el 7,4 por ciento de selva. En la provincia argentina originariamente existían 2.700.000 hectáreas; en 1997 se estimaba que esa superficie se había reducido a 1.400.000 hectáreas y el último relevamiento indica que son 1.123.000 hectáreas. Si bien esa cifra ya era manejada por algunas organizaciones ambientalistas, cobra más importancia al oficializarse a través de un documento donde se han conjugado investigaciones de más de 30 instituciones de tres países.

El documento, ofrece un diagnóstico de la situación actual de la selva paranaense en Brasil, Argentina y Paraguay, y propone acciones para conservar lo que queda de la selva, restaurar el paisaje y los servicios ambientales y promover el uso sustentable de los recursos naturales.

En ese contexto advierte que la supervivencia de la floresta nativa de la Ecorregión depende del esfuerzo que se haga en Misiones para conservarla, ya que aquí está concentrado el mayor remanente continuo de selva. Esto último ratifica una vez más la importancia de la Ley Corredor Verde, sancionada en 1999 y nunca aplicada por el Gobierno provincial.



Gaia Misiones

2 comentarios:

  1. Muy buena la info. que brindan!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno su blog...felicitaciones y que sigan así.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba